Política

Decapitado en una cueva encontraron a un asesino de hace 100 años atrás

Colombia, España, Madrid, Argentina, Buenos Aires
Este es el calendario tributario para 2020

El mes de marzo y diciembre de 1914 lo arrestaron por contrabando de licores, pero nunca cumplió la cadena. Escapó al romper los barrotes con una sierra. Además, durante su vida Loveless estuvo casado dos veces

Al prófugo lo asesinaron en y decapitaron en el año de 1916. Foto: Agencias Notitarde .- En una cueva remota y decapitado encontraron a un asesino, prófugo de la justicia a quien las autoridades estadounidenses buscaban desde hace de hace cien años atrás.

El increíble hallazgo se produjo gracias a los peritajes de ADN. La organización estadounidense creada para identificar personas fallecidas desconocidas utilizaron genealogía forense, del Proyecto DNA Doe.

Fue asó como identificaron al forajido que mató a su esposa con un hacha. Lo vieron por última vez después de escapar de la cárcel hace más de 100 años. Algunos restos del cuerpo sin cabeza los encontraron en na cueva de la ciudad de Dubois (Idaho) en 1979.

Años después y tras examinar a más de 31.730 personas, el Proyecto DNA Doe identificó al decapitado como Joseph Henry Loveless. Los investigadores incluso rastrearon a su nieto, de 87 años.

La organización descubrió que Joseph Henry Loveless, que nació en 1870 en la ciudad de Payson (Utah). En diversas ocasiones lo apresaron, pero como genio escapista lograba desaparecer de las prisiones.

El mes de marzo y diciembre de 1914 lo arrestaron por contrabando de licores, pero nunca cumplió la cadena. Escapó al romper los barrotes con una sierra. Además, durante su vida Loveless estuvo casado dos veces.

De su primera esposa, Harriett Jane ‘Hattie’ Savage, el criminal se divorció en 1904, cinco años después de la boda por «no poder mantenerla a ella y a su única hija», según recoge la cadena NBC News. Un año después, el hombre se casó con Agnes Octavia Caldwell, con quien tuvo cuatro hijos.

Estaba en una cueva apartada El 5 de mayo de 1916, Octavia Caldwell fue asesinada con un hacha y en presencia de al menos dos de sus hijos por un hombre llamado «Charles Smith». En informes policiales lo describen como su esposo. El 11 de mayo, el asesino de la mujer fue arrestado bajo el nombre de «Walter Currans».

Días después volvió a escapar. Rompió los barrotes con una segueta que había escondido en uno de sus zapatos. Todas esos delincuentes que las autoridades procesaron era la misma persona.

Ahora se estima que el delincuente murió a los 46 años. Lo mataron y su cuerpo lo llevaron a la cueva donde lo encontraron. El asesinato ocurrió al escapar de la cárcel en 1916.

Lee también: ¡Me voy y remato todo! La nueva y mortal estafa por Internet

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.