Política

Saldo del gobierno de Evo Morales: 2006 – 2019

Canciller de Rusia habló claro sobre autoproclamación de Áñez y Golpe de Estado: Podrá hablarse de poder legítimo luego de elecciones

4) Reducción de la pobreza.

De acuerdo al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, la pobreza moderada en el país alcanzaba 60,6 %; mientras que la pobreza extrema registraba una tasa de 38,5 %. En el año 2018 el porcentaje de la primera fue de 34,6 % y la extrema de 15,2 %. Bolivia se posicionó como la economía con la mayor reducción de pobreza extrema en América del Sur. Según un informe de la CEPAL, en 2018, Bolivia redujo la brecha entre los que más y menos tienen. El

coeficiente de Gini, que mide la desigualdad social, es un número entre 0 y 1, donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad. En Bolivia es coeficiente bajó de 0,61 en 2002 (uno de los más altos de América Latina) a 0,45 en 2017

“Por más que se administre de modo ejemplar la economía como lo hizo el gobierno de Evo, se garantice crecimiento, redistribución, flujo de inversiones y se mejoren todos los indicadores macro y microeconómicos la derecha y el imperialismo jamás van a aceptar a un gobierno que no se ponga al servicio de sus intereses.”  Atilio Boron*

Por Karl Tulín

Los siguientes datos pueden ser constatados muy rápidamente con el auxilio de la Internet. Ellos revelan una gestión de gobierno exitosa, y apunta a desmontar las mentiras mediáticas que los medio de comunicación (y dominación) se encargan de difundir para desprestigiar a Evo Morales y su gobierno en el período entre enero de 2006 y fatídica fecha del golpe de estado llevado a cabo por la derecha más primitiva y fascista del continente con el apoyo del descarado gobierno de Trump y la certificación del

Ministerio de las Colonias; es decir la OEA.              

Es importante difundir este balance pues no son pocas las personas que se dejan llevar por las falsas informaciones que los medios dominantes y las redes sociales colocan a circular por todo el planeta tierra, en base a las cuales logran que un importante porcentaje de la población mundial se forme una errada y falsa opinión política. Ya lo anunciaba Malcom X (1925 – 1965), el insigne ministro religioso y activista estadounidense: “Si no estáis prevenido ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido”.

Los siguientes son tan sólo algunos unos pocos índices que destacan la excelencia del primer presidente indígena de Latinoamérica, un gobernante humilde y realmente comprometido con los sectores más necesitados en Bolivia a los que les dio un “sentido de dignidad”.

1) Nacionalización de hidrocarburos y empresas básicas.

El 01 de mayo de 2006 nacionaliza “Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB)”. La empresa percibió en 2005 un total aproximado de 600 millones de dólares; mientras que en

2018 superó los 2.200 millones de dólares. Desde 1995 YPFB estaba en manos de 21 consorcios multinacionales.

También nacionalizó las minas de estaño, las empresas de telecomunicaciones y eléctricas.

2) Crecimiento económico.

Durante el período 2006 – 2019 el crecimiento promedio del Producto Interno Bruto de Bolivia (PIB) fue de 4,9%. El menor pico fue en 2009 con 4%, el mayor en 2007 de 6,7%; son datos del Banco Mundial. El propio FMI catalogó a Bolivia como lider en crecimiento económico en la región.

3) Alfabetización.

En marzo de 2006 se inicia la campaña de alfabetización con el método cubano Yo si puedo; el programa contó con el apoyo del gobierno venezolano. Según la UNESCO para esa fecha el porcentaje de analfabetismo en Bolivia era de 13,28 %. En diciembre de 2008 ese índice bajo a 3,7 %, por lo que se declara a Bolivia libre de analfabetismo. Hasta el 2018 ese porcentaje se había reducido aún más: 2,4 %.

4) Reducción de la pobreza.

De acuerdo al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de Bolivia, la pobreza moderada en el país alcanzaba 60,6 %; mientras que la pobreza extrema registraba una tasa de 38,5 %. En el año 2018 el porcentaje de la primera fue de 34,6 % y la extrema de 15,2 %. Bolivia se posicionó como la economía con la mayor reducción de pobreza extrema en América del Sur. Según un informe de la CEPAL, en 2018, Bolivia redujo la brecha entre los que más y menos tienen. El

coeficiente de Gini, que mide la desigualdad social, es un número entre 0 y 1, donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad. En Bolivia es coeficiente bajó de 0,61 en 2002 (uno de los más altos de América Latina) a 0,45 en 2017.

5) Mejoras laborales.

Según la última Encuesta Continua de Empleo del Instituto Nacional de Estadística de Bolivia, en el cuarto trimestre de 2018 la tasa de desempleo urbano fue de 4,2 %, inferior a los 4,4 y 4,5 con las que cerró 2016 y 2017, respectivamente. El salario mínimo en Bolivia era de aproximadamente US$ 55 cuando Evo Morales llegó al poder (Enero de 2006), actualmente el ingreso mínimo en Bolivia se ubica aproximadamente en US$ 308.

6) Salud, educación e infraestructura.

El presupuesto en educación para el año 2005 se ubicó alrededor de 3.256 millones de bolivianos, moneda local. En el año 2014 en Banco Mundial posicionó a Bolivia entre los 10

primeros países del planeta en gastos para el sector educativo pues entre 2009 y 2013 se invirtió el 6,9 % de su PIB para tales fines. Para el año 2018 ese porcentaje aumentó a 8,8 %, ocupando el segundo lugar en Latinoamérica y el primero en América del sur. Entre el 2006 y 2019 se construyeron 5.000 colegios, cifra similar en 180 años de vida republicana.

En el sector Salud, entre 2006 y 2019, se construyeron 34 hospitales de segundo nivel, 1.061 establecimientos de salud, se promulgó el Sistema Único de Salud para garantizar el acceso universal a la población boliviana a la atención integral en el sistema de salud. Durante 13 años de gestión gubernamental de Evo Morales se construyeron una considerable cantidad de obras de infraestructura incluyendo carreteras, centros educativos, centros de salud, mercados, plantas de abastecimiento de agua potable y sistemas de transporte urbano y suburbano como el sistema “Mi Teleférico” que une a La Paz con la población del Alto, la cual cuenta con 36 estaciones en 10 líneas en 32 kilómetros de extensión.

Nota del Editor :

(*) Aquí vea el artículo completo de internacionalista argentino, Atilio Boron:   http://atilioboron.com.ar/el-golpe-en-bolivia-cinco-lecciones/

Compartir en Whatsapp