Internacionales

Muerte de niño Moisés Vargas sume en dolor a sector Gualey

La muerte del niño Moisés Daniel Vargas, de 11 años de edad, por un compañero de escuela en una pelea, estremeció ayer a todos los moradores de la calle Carlos Teo Cruz, del sector de Gualey, donde residía junto a su familia, sino también a los profesores y alumnos de la Escuela San Rafael de Los Guandules. Todos en el sector conocían a Moisés, un niño que es descrito como un niño de familia humilde, que a pesar de su corta edad, ya soñaba con ser pelotero y poder sacar a su familia de la pobreza. Pero, además era miembro de la iglesia evangélica que estaba al lado de su casa. El llanto inconsolable de su madre Kathy Santana retumbaba en el ambiente, que sumaba más dolor al vecindario que no salían del asombro y lamentaban la tragedia. Según cuentan, Moisés tuvo una discusión con uno de sus compañeros de escuela dentro del recinto, y a la salida se produjo una pelea en las cercanías al plantel. Recibió un empujón, cayó y se golpeó con una piedra perdiendo el conocimiento de inmediato. En el altercado el otro niño agresor se le abalanzó encima y siguió golpeándole, sin que nadie interviniera en la pelea, hasta que fue demasiado tarde. “Ayyy.! El llegó muerto al hospital. Ayy Dios mío”, gritaba su madre mientras recibía el abrazo de hermanos de la iglesia, amigos y familiares. “¿Por qué no me lo desapartaron? Hasta una pela me le habrían dado; yo lo habría agradecido. Ustedes saben cómo crío a mis hijos. Ayyy si alguien me lo corrige yo no me opongo”, gritaba desconsolada. La expresión “queremos justicia”, era de esperarse de una madre dolida por la muerte de único varón. “El no era de “los menores de Gualey“, ese niño tocaba el bongó en la iglesia. Era un niño como todos, con sueños de ser pelotero de Grandes Ligas, quería ayudar a sus padres económicamente”, comentó Félix Antonio Ortega, quien era su maestro en la escuela bíblica de la Iglesia Beraca Hogar de Bendición, donde se congrega Moisés junto a su familia. En la escuela. A las 10:20 de la mañana el silencio absoluto reinaba en Escuela San Rafael, lo que es difícil en un plantel escolar. Los profesores decidieron despachar a los pocos estudiantes de la tanda de la mañana, ya que la directora Belkys Rosario se encontraba en la Policía Nacional y gestionando el traslado del cadáver de Moisés. Un grupo de orientadores y psicólogos del Ministerio de Educación (Minerd) fue enviado a realizar una reunión con los profesores a fin de orientarlos a como manejar la situación, tanto para ellos como con los estudiantes de todas las tandas, según explicó el profesór Franklin Ferreras, presidente de la ADP de esa zona. Algo más Se investiga. Las autoridades investigan si en la pelea, otros jóvenes tuvieron participación. El hecho se produjo en el horario de la tarde, la cual era la tanda a la que pertenecían. Justicia. Tanto la madre como su hermana Yirenyi Vargas pidieron que la justicia sea aplicada en este caso, que terminó con la vida de único varón de tres hermanos de una familia humilde. Fue notoria la tristeza entre los moradores en las calles aledañas a donde viven la familia Vargas Santana.