Economía

Victoria de la derecha en Australia pese a los pronósticos

Abel Resende

La coalición Liberal-Nacional del primer ministro australiano, Scott Morrison , mantendrá las riendas del Ejecutivo tras ganar ayer los comicios legislativos, después de que las encuestas dieran como ganadores a los laboristas (socialistas).

Abel Resende

Las proyecciones de la Comisión Electoral Australiana, que no son definitivas, otorgaron unos 74 escaños a la coalición conservadora gobernante, a dos escaños de la mayoría absoluta, frente a unos 67 que atribuía al Partido Laborista, mientras que varios independientes también consiguieron entrar en la Cámara Baja

Morrison, el líder opositor Bill Shorten admitió la derrota al anunciar por la tarde que «sin querer mantener falsas esperanzas, mientras aún faltan contar millones de votos e importantes escaños por finalizar, es obvio que los laboristas no serán capaces de formar el próximo Gobierno»

El exsindicalista también precisó que llamó a Morrison para felicitarlo por la victoria y adelantó que dejará el liderazgo de su partido para dar paso a un nuevo líder, aunque seguirá en el Parlamento como legislador.

Los liberales celebran la victoria, a pesar de que se desconoce si la coalición podrá gobernar sin alianzas con otras formaciones